h1

La psicologia

14 abril, 2010

Al contrario de lo que pueda parecer, la psicología del fotógrafo es lo más importante dependiendo que tipo de instantanea deseemos hacer, mucho más importante que la técnica, el sentido estético, el mensaje y el instinto (los cuatro factores de los que hablaba en otro post), aunque esté muy ligado a este último.

A la hora de tratar con personas, el fotógrafo puede ser espectador o tomar parte de la instantanea de manera más o menos activa, por lo tanto no es algo gratuito decir, que el como sea una persona (en este caso el fotógrafo) tiene una importancia primordial. Un caso que me contaron y que muestra un poco lo que quiero decir (aunque conozco más), es el de una amiga de un fotógrafo que se hizo una sesión sensual y erótica con un conocido que estaba aprendiendo fotografía. Despues de la sesión ella no quedo muy satisfecha, no había tenido reparos en desnudarse y posar, pero las fotos resultantes eran de un escaso gusto y mas bien tirando a lo soez (yo las ví y realmente, tengo fotos pornográficas hechas por mi que resultan menos violentas que esa sesión de desnudo no explicito). ¿Cual fue el problema?…la psicología del muchacho, en vez de sentirse cómodo, de adaptar su mente al erotismo, se dejo llevar por sus bajos intintos y a pesar de no perder el control, digamos que sus fotografías fueron hechas (y perdón por la palabra)…con el pene. Por eso el fotógrafo debe ser fotógrafo siempre que coge la cámara, plantearse que tipo de fotografía va a hacer y deslindarse de los demás pensamientos, cuando uno hace un reportaje sobre la fibromialgia (por poner un ejemplo personal), no puedo plantearme si esas personas se quejan de vicio, o son unos depresivos, o sentir una gran lástima por ellos o echarme a llorar, mi psicología debe permanecer al servicio de lo que quiero mostrar, una enfermedad que es una gran desconocida y no crear juicios de valor positivos o negativos. Una vez me dijo Alvaro Ybarra (fotoperiodista de prestigio), “…nunca hablo del trabajo cuando vuelvo a casa, está prohibido terminantemente…” y es cierto, cuando uno hace fotos en que la implicación psicológica es fuerte, debe olvidarse de ello lo antes posible, ya que nos puede traer muchos problemas.

Por eso he dedicado un post para tratar de mostrar que la psicología y la mente de un fotógrafo en ciertas ocasiones está en juego y que no todo el mundo vale para hacer cualquier cosa…uno puede hacer fotos a niños con sindrome de Down, hacer una sesión de porno o mostrar la dura vida en una mina, pero no no es tan facil como ir y disparar la cámara, hay que estar preparado o sino luego trae sus consecuencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: